Organizaciones del proyecto Ciudadanía y Protección de los Derechos Humanos de la Población Inmigrante en Chile proponen modernizar las normas migratorias

31 de Mayo de 2010 | 6:53 pm por Carmen

Vista general de la presentación del proyecto

Vista general de la presentación del proyecto.

Más de 80 personas asistieron al lanzamiento oficial del proyecto (Fotografía: Jesús Inostroza)

Más de 80 personas asistieron al lanzamiento oficial del proyecto.

Flavio Debique (Incami) y Claudia Dides (Flacso) dieron inicio al evento (Fotografía: Jesús Inostroza).

Flavio Debique (Incami) y Claudia Dides (Flacso) dieron inicio al evento (Fotografía: Jesús Inostroza).

Yhoseline Cáceres, de Colombia, participante de una de las Escuelas de Ciudadanía y Liderazgo.

Yhoseline Cáceres, de Colombia, participante de una de las Escuelas de Ciudadanía y Liderazgo.

Carmen Torres, del Instituto de la Mujer.

Carmen Torres, del Instituto de la Mujer.

Helena Olea, del Centro de DDHH de la UDP.

Helena Olea, del Centro de DDHH de la UDP.

Mujeres inmigrantes formaron parte de la asistencia.

Mujeres inmigrantes formaron parte de la asistencia.

(Santiago, 5 de junio 2010). La necesidad de modernizar las actuales normas migratorias, eliminar la visa sujeta a contrato y suspender las expulsiones, son algunas de las demandas que la Fundación Instituto de la Mujer, el Centro de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), el Instituto Chileno Católico de Migración y la Casa de Encuentro de la Mujer de Arica, hacen al Estado para que se retome la formulación de una política migratoria moderna, inclusiva y respetuosa de los derechos humanos de la población inmigrante en Chile.

Las instituciones señalaron que durante el gobierno de Michelle Bachelet se desarrolló un anteproyecto de ley que prometía resolver los desafíos de la migración en el Chile de hoy (la norma vigente data de 1975), pero que la sociedad civil no tuvo acceso a él y nunca fue ingresado al Parlamento. La indefensión y discriminación que sufrió la población inmigrante con ocasión del terremoto, vuelve a señalar la urgencia de que Chile se ponga al día en esta materia. De allí el emplazamiento al Gobierno de la Sebastián Piñera para reponer la conformación de un Consejo de Política Migratoria.

El planteamiento fue expuesto en el lanzamiento oficial del proyecto “Ciudadanía y protección de los derechos humanos de la población inmigrante en Chile”, desarrollado por las instituciones ya señaladas y que cuenta con el co-financiamiento de la Unión Europea. Este, que se inició en enero de 2010, incluye actividades en las regiones de mayor significación en la ruta migratoria hacia nuestro país: Metropolitana, Arica-Parinacota, Tarapacá y Antofagasta y busca integrar la formación en liderazgo, la mejora en la calidad de atención de los servicios públicos y la erradicación de la xenofobia.

Durante el proyecto se desarrollarán siete Escuelas de Ciudadanía y Liderazgo (ECL), dirigidas a inmigrantes latinoamericanos –especialmente provenientes de países de la región andina, como Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia– en las que se abordan módulos de integración, titularidad de derechos, liderazgo y género, en la perspectiva de fortalecer herramientas que les permitan ejercer sus derechos humanos en Chile.

Respecto a calidad de atención, el proyecto contempla la realización de cinco Escuelas de Formación de Agentes Estatales y de la Sociedad Civil orientadas a funcionarios de servicios públicos, voluntariado y profesionales de instituciones privadas y ONG que brindan atención estatal, humanitaria o de intervención psicosocial a las personas inmigrantes. El objetivo es abordar las dificultades que experimentan los distintos servicios en el ejercicio de su quehacer, entregar información fidedigna respecto de las medidas gubernamentales implementadas para integrar a la población migrante al sistema de protección social, fortalecer la aplicación de buenas prácticas y motivar la generación de redes de colaboración entre las instituciones públicas y organizaciones de la sociedad civil.

Complementariamente, en agosto se iniciará una campaña pública de sensibilización social bajo el lema “Soy Migrante, Tengo Derechos”, que incluye la emisión a nivel nacional de spots radiales, la instalación de afiches callejeros en Santiago, Arica, Iquique y Antofagasta, un concurso de tesis para estudiantes universitarios de pregrado y un premio a la contribución del migrante, que busca rescatar y relevar el aporte socicultural y económico de los inmigrantes en las distintas regiones del país.

Por último, las instituciones que forman parte del proyecto elaborarán un documento de recomendaciones de políticas públicas con miras a iniciar en el seno de la sociedad chilena un debate amplio –legisladores, Estado y sociedad civil– que permita avanzar hacia la consolidación de una nueva norma migratoria inclusiva, moderna, que promueva la integración, la interculturalidad, la erradicación del racismo y la xenofobia, así como la puesta al día de Chile respecto de los acuerdos internacionales sobre la materia.

Helena Olea, abogada del Centro de Derechos Humanos de la Facultad de derecho de la Universidad Diego Portales, y Carmen Torres, Directora Ejecutiva de Fundación instituto de la Mujer, insistieron en la necesidad de actualizar la política migratoria a la realidad política, económica y social de Chile en el 2010. Además, señalaron la urgencia de establecer modificaciones que pueden aplicarse en la actualidad, entre ellas: sustituir la actual visa sujeta a contrato por una visa temporaria que permita la movilidad laboral; eliminar, en el caso de modificación de categoría migratoria, el requisito de presentar documentos que dependan de terceros, tales como certificados de imposiciones o finiquitos,  sustituyéndolos por documentos que dependan del propio migrante.

Indicaron, también, la necesidad de aplicar, en la atención al migrante, un concepto amplio de familia que garantice el principio de reunificación familiar, así como crear servicios especializados que garanticen la adecuada actuación del Estado en la protección de derechos y en la difusión y acceso a programas y servicios públicos. Por último indicaron la necesidad de suspender las expulsiones –cada deportación implica grandes gastos para el erario nacional– hasta la reformulación de la actual norma migratoria.

Preguntas y comentarios del público.

Preguntas y comentarios del público.

Todos querían intervenir.

Todos querían intervenir.

Guía de apoyo

10 de Mayo de 2010 | 6:16 pm por Carmen

Con mucha satisfacción les presentamos la Guía de Apoyo Soy Migrante, Tengo Derechos, parte de los materiales educativos entregados a mujeres y hombres inmigrantes en el marco del proyecto “Ciudadanía y protección de los derechos humanos de la población inmigrante en Chile”, apoyado financieramente por la Unión Europea.

Las acciones de este proyecto están dirigidas a contribuir a la protección y garantía de los derechos humanos y a la integración social de los migrantes, especialmente de mujeres y hombres.

En este proyecto nos hemos aunado distintas instituciones preocupadas del tema: la Fundación Instituto de la Mujer, el Programa Género y Equidad de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), el Centro de Derechos Humanos de la Facultad de Derechos de la Universidad Diego Portales, el Instituto Católico Chileno de Migración (INCAMI) y la Casa de Encuentro de la Mujer de Arica (CEDEMU).

Descargar

Campaña comunicacional 2010 “Soy Migrante, Tengo Derechos”

10 de Mayo de 2010 | 5:38 pm por Carmen

Esta campaña comunicacional está dirigida a la población chilena con el objetivo de contribuir a erradicar la xenofobia y la discriminación racial fomentando el respeto y el reconocimiento al aporte de las y los inmigrantes al país. Se trata de entregar nuevos elementos de comprensión que le permitan a la población nacional de-construir prejuicios y desarrollar conductas y actitudes favorables a la integración e interculturalidad.

Incluye spots radiales, afiches, incidencia en la agenda mediática, evento de premiación a la contribución de las personas migrantes y un concurso de tesis universitarias sobre migración. La campaña cubrirá las regiones de Arica-Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Región Metropolitana.

Comentarios recibidos:

Raquel Dice:

Junio 4th, 2010 at 16:13
Loable inicitiva. Los abusos y atropellos que se cometen en vuestro país, abierta o soterradamente, contra los ciudadanos migrantes, deben frenarse. Y es tarea de todos contribuir a ponerle fin a algo que daña corazones y crea resentimientos innecesarios.